González Trujillo - Psicología | ¿Por qué es necesaria la atención de un psicólogo forense tras vivir violencia intrafamiliar?
16712
post-template-default,single,single-post,postid-16712,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Por qué es necesaria la atención de un psicólogo forense tras vivir violencia intrafamiliar?

violencia intrafamiliar

¿Por qué es necesaria la atención de un psicólogo forense tras vivir violencia intrafamiliar?

La violencia tanto intrafamiliar como de género están consideras como cualquier tipo de abuso de poder de un miembro hacia otro de la familia, ya sea psicológico, físico o de cualquier tipo. En el segundo caso, específicamente esa relación ocurre hacia una mujer por una pareja o ex pareja varón.

En definitiva y sin distinción, en estos momentos que estamos viviendo de confinamiento, existen muchas personas que están obligadas a una exposición de convivencia con una pareja maltratadora, o unos padres, o unos abuelos, etc. Las situaciones de violencia se están agravando, lo que va a suponer un aumento de solicitudes de atención psicológica en esta área y más que nunca, la ayuda de profesionales especializados.

Es importante, que trabajemos, no solo con los adultos, sino también con los más pequeños, sobre todo, para que no se den estas situaciones en un futuro. Si hay niños involucrados, los ayudemos en este proceso por el que un menor nunca debería de pasar.

Porque no solo están inmersos los mayores y adultos por tener una relación, y el maltrato sea entre ellos o hacia uno de ellos, sino que, los menores que conviven en el seno familiar, a veces víctimas directas y otras indirectas, también sufren las consecuencias, y en muchas ocasiones pasan a ser el segundo plano de esta relación de maltrato.

Nos encontramos entonces, ante una situación compleja, para la que no estamos preparados como adultos, mucho menos lo estará un menor, lo que generará dificultades de todo tipo en la adaptación diaria tanto de los menores, como de los adultos.

Teniendo esto en cuenta, es necesario hacer visible esta situación y hacer ver lo importante en estos casos de la figura del psicólogo forense, para el buen desarrollo posterior de las personas inmersas en estos problemas, ofreciendo a estas familias un servicio, preventivo o de intervención ajustado a sus necesidades lo que les ayudará a afrontar las dificultades que se presenten en su ciclo vital.

Para la realización de periciales que aportar en los procedimientos judiciales, sobre evaluaciones psicológicas de secuelas, ya sean físicas como psicológicas o sexuales, tanto de menores como adultos víctimas. Como la intervención psicológica por profesional especializado al alcance de cualquier persona o de cualquier familia y cualquier momento de la vida, estaremos aquí para atenderlos.